viernes, 3 de octubre de 2008

SLOW DOWN


Vivir el presente, saborearlo sorbo a sorbo, disfrutarlo con calma dejando las prisas que nos agobian y no nos dejan gozar de la belleza de lo que nos rodea y de quiénes nos rodean…
Vivir para uno no para el trabajo ni para ese tiempo que ha de venir con sus horas, sus minutos, sus segundos….
No apresurarse, no pensar bajo el peso de la presión, de lo que aún no hemos conseguido, porque conseguirlo poco a poco, paso a paso, sin atosigarse, sin dejar de respirar y mirar alrededor, es una gozada personal que penetrará hasta los huesos.
Pensar y sentir que lo único que importa es lo que estamos viviendo, no lo que hemos de vivir….

He recibido un PowerPoint sobre ello, es el slow down , un movimiento que parece que está orientado a la reflexión, la pausa, la urgencia del placer del instante y en contra de las prisas y el productismo, además de que tiene componentes económicos, de gestión, productividad, etc.
A mí, lo que me ha interesado no es su aspecto economicista, pero sí su aspecto filosófico, su subtrato cultural, y lo que puede representar de pensamiento sobre el mundo y la globalización.





6 comentarios:

Shlevs dijo...

Hace doce años cayó un libro en mis manos, que pienso cambió o empezó a cambiar más bien mi visión de la vida.
Comencé a adentrarme en la filosofía oriental de la vida a través de ejercicios de meditación y descubrí lo que tú dices, que el "aquí" y el "ahora" es realmente lo único que importa.
Personalmente, hermanico, te recomiendo que busques por las librerías un libro de un tal Thomas Moore titulado "El cuidado del alma".
Seguro que te interesará.
Un abrazo

angel almela dijo...

Gracias Peter,lo haré.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Anónimo dijo...

En plena 1ª Guerra Mundial, Josep Pla escribió una carta a un conocido periódico catalán quejándose de la fuerte subida que había experimentado el tabaco picado.

Pues eso.

angel almela dijo...

En lo poco que he leído de Pla, me gustan la ironía y la sencillez con la que este autor nos introducía en su ficción literaria,...como la que tú aportas, querido Ánínimo, en tu breve, irónico y sencillo comentario a esto del Slow Down.
Pues sí, de eso se trata, de llamar a las cosas por su nombre.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

angel almela dijo...

Anónimo (no Anínimo) ,....evidentemente, por aquello de seguir llamando las cosas por su nombre.
SOMOS EL TIEMPO

Anónimo dijo...

Sí, la verdad que falta nos hace ir despacio, si total, vamos al mismo sitio. Ahora que, ver a la gente dejar el coche atrás para que aparquen cerca quienes lleguen con retraso, pues como que me cuesta imaginarlo.
Pero podemos empezar. A tiempo estamos.
Juan