domingo, 14 de agosto de 2016

DE FRANCIA A ITALIA PASANDO POR PINK FLOYD (o como ir de los Romanos al Medioevo pasando por el Renacimiento)










Este verano hemos andado por tierras de la Provence francesa, la Toscana italiana y recalado en Venecia, pero todo fue una excusa viajera para asistir a un concierto de Pink Floyd/David Guilmour, algo que teníamos prometido desde hace años y que por fin, hemos cumplido.
El extraordinario concierto tuvo lugar en Nimes el 20 de julio y allí, en su anfiteatro romano con más de 2000 años de vida (las Arenas), pudimos asistir a uno de esos eventos musicales que es difícil de calificar porque a veces, las palabras, no pueden definir correctamente lo que sentimos y vemos. Quizás, por eso, lo de Maravilloso o Único, sólo expresan parte de las emociones que al menos nosotros, fuimos capaces de albergar en casi las 3 horas de concierto. 
Pink Floyd fue una banda de músicos que abrieron en su día el melón de un tipo de música especial (la psicodelia, el rock progresivo, ...) que desconcertó e ilusionó a la misma vez, y que con The Dark Side on the moon (El Lado Oscuro de la Luna), alcanzaron una cima musical a la altura de los más grandes. Yo, desde mi juventud ya lejana, fui un emocionado seguidor de este grupo británico, y lo sigo siendo.
Por eso, cuando supimos que tocaban en Nimes, preparamos un viaje que además, tuviera un largo recorrido por zonas que  o no conocíamos o habíamos visitado hace ya mucho, mucho tiempo, como es el caso de Venecia, a la que habíamos ido hace 33 años. 
Nimes, Uzés, Pont du Gard, Les Baux de Provence, Arles, Montpellier o Aviñón, fueron las ciudades francesas donde pateamos sus calles y gozamos de su paisaje y sus vinos. Galole in Chianti, Siena, Pienzza, Montepulciano, San Gimignano, Arezzo, Cortona o Florencia, lo fueron en la Toscana itliana y medieval. Y para finalizar, la preciosa ciudad de Venecia.
Por eso, de las ciudades Romanas a las amuralladas del Medioevo, pasando por las impresionantes obras del Renacimiento, hubo un silencio sonoro que acompañó el viaje entre atmósferas creadas con la guitarra de Guilmour y el verde de las colinas y el agua entre las piedras.....Todo un conjunto de emociones y sentimientos salpicados con la certeza de una realidad que nos hace más vivos y que con 60 años uno siente que son ya un privilegio.

lunes, 20 de junio de 2016

ANTE LAS ELECCIONES DEL 26-J


Se acerca la fecha para votar en las nuevas Elecciones Generales, y como uno ya va sabiendo más por viejo que por zorro (aunque no llegue a los 61), tengo claro tanto mi voto como mi sueño de país para los años venideros. Pero el otro día, pensando en hacer una entrada en este humilde blog sobre ello, un joven y brillante periodista al que admiro, Jordi Évole, lo hizo y mira por donde...no sólo se me adelantó sino que expuso (seguro que con mejor acierto que lo haría yo), muchas de las cosas que conforman mi sueño de España para mis hijos y nietos tras estas elecciones.
Por eso, sin menosprecio de alabar su claridad y calidad, me apunto a lo que dice y lo pego a continuación porque yo también me imagino un país como este que dibuja el periodista de Salvados.


Quiero un país que rompa los pronósticos y que el domingo que viene, a pesar del puente, acuda a votar incluso más de lo que lo hizo la última vez, para demostrar a los gurús que todo lo saben que no lo saben todo.
Quiero un país que castigue a los corruptos, desde los que te preguntan si quieres la factura sin IVA hasta los que decidieron que Panamá podía ser su patria.
Quiero un país donde una empresa con grandes beneficios no despida trabajadores para tener todavía más beneficios.
Quiero un país donde nos demos cuenta que la educación y la sanidad públicas no son ni arma electoral ni patrimonio de nadie, sino de todos.
Quiero un país donde el incendio de un desguace de neumáticos tenga consecuencias y no se quede en simple humo.
Quiero un país que pertenezca a una UE que respete los derechos humanos, y que no convierta su mar en el cementerio más grande del mundo.
Quiero un país donde la izquierda sea capaz de ponerse de acuerdo, y donde no se cumpla la máxima que me repetía mi abuelo:"La izquierda solo está unida en la cárcel".
Quiero un país donde se gobierne más por consenso que por decreto, sin rodillos ni mayorías absolutas, ni de izquierdas ni de derechas, sin que nadie piense "o yo o el caos".
Quiero un país donde ningún partido se apropie de sus símbolos, ya sean banderas, himnos o equipos de fútbol, ya sean selecciones nacionales, autonómicas o clubes. Un país donde se deje defutbolizar la política de una forma tan grotesca.
Quiero un país que se indigne menos con la derrota de su equipo, y más con los cracks que defraudan a hacienda o se whasapean con prostitutas menores de edad.
Quiero un país donde apoyar la cultura no sea motivo para que te digan que si eres de "los de la ceja".
Quiero un país con periódicos que cuando los abra no sepa ya lo que me voy a encontrar, ni televisiones que conviertan el enfrentamiento en contenido, pensando que eso es lo que quiere la gente.
Quiero un país donde se deje de mentir en campaña electoral,mentiras vulgares sobre lenguas o privilegios, que buscan el enfrentamiento entre territorios cuya gente no está para nada enfrentada.
Quiero un país que tenga unos dirigentes que se parezcan más a la ciudadanía, mucho menos crispada que su clase política.
Quiero un país donde ser de otro partido político no te convierta en un enemigo, un país que supere esa división que parece congénita pero que algún día deberíamos vencer para no perder tantas energías en disputas inútiles.
Quiero un país que el próximo lunes, se vote lo que se vote, amanezca tranquilo, sin el ruido que normalmente lo envuelve todo.
Yo creo que tampoco estoy pidiendo tanto, pero ya verán como ese país se nos vuelve a negar. Debe ser que el otro es más entretenido.
Amén.


miércoles, 25 de mayo de 2016

ENTREVISTA A UN ESCRITOR DE VERSOS


Os paso la entrevista publicada en el Blog de Conrado Navalón  
Agradezco a Conrado su interés y su amistad.

El pasado domingo se cerraba la I Feria Regional del libro Infantil y Juvenil en Cieza. Una semana llena de libros, exposiciones, presentaciones y firma de libros, cine, recitales poéticos, talleres, cuentacuentos... Nueve autores ciezanos han tenido la oportunidad de encontrase con sus lectores, con sus amigos y con lectores interesados en conocer mejor a los que escriben y hacen público su trabajo; un tiempo, un espacio y una oportunidad para conocer y hacer visible a escritores ciezanos, vecinos nuestros, que dedican buena parte de su tiempo a escribir desde los más diversos géneros literarios. Entre esos nueve autores ciezanos se encuentra Ángel Almela Valchs.

¿Quién es Ángel Almela?
Soy una persona libre que cree en la literatura, que goza en la creación literaria, que disfruta de los amigos, que confía en su familia, que se ilusiona con los nietos, que aprende de los demás y de la vida, que trata de llenarse de vida cada día, que ama a su mujer, que se enorgullece de sus hijos, que se embelesa con el arte, que le apasiona la música, que se indignó en el 15M y encontró luego un espacio donde votar y apoyar…. Soy todo eso por separado y todo eso en su conjunto.
Soy también un maestro al que le gustó su profesión y que ahora, jubilado, mira la vida con otros ojos y con otra perspectiva.

¿Cómo y cuándo surge en ti el interés por escribir? ¿A qué crees que se debe tu interés por escribir?
La escritura apareció en mí cuando ya estudiaba bachiller y fue ocupando espacios de mi vida conforme fui madurando. Pero un hecho modificó mi planteamiento creativo: la aparición de la revista El Caimán, hace ahora 40 años, y es entonces cuando me atrevo a dar a conocer a mis amigos y colaboradores de esa publicación mis escritos que, desde el inicio, fueron versos. 
En realidad mi interés por escribir surgió, y surge siempre, de una necesidad vital de comunicar, de comunicarme, de buscar en la palabra y en la belleza de las palabras, lo desconocido, y sobre todo de encontrarme a mi mismo.

Llevas mucho tiempo escribiendo y bastantes libros publicados. ¿Qué es lo que mantiene vivo tu interés por escribir y publicar?
De alguna manera ya te he contestado a eso. Mi interés es lo místico y humano que tiene el momento creativo, y su necesidad. Ese momento donde uno es capaz de unir las palabras para expresar lo que nace de dentro, es una droga a la que no me puedo sustraer. Escribo porque no podría no hacerlo.

Algunos dicen que el libro digital es el futuro. ¿Tu cómo lo ves?
No lo sé. Lo que sí te puedo decir es que para mí, el libro tal y como lo conocemos, es el invento humano más maravilloso jamás creado. Ese contacto con las páginas, el roce de mis dedos con el papel, el cogerlo y abrazarlo, olerlo, … no tiene parangón. 
El libro digital podría ser el futuro, no lo sé, pero siempre -creo y me gustaría creer- que a la limón con el libro de siempre.

Según muchos indicadores la autoedición está en auge. ¿Tu cómo lo ves?
Bien, por supuesto. Yo no he creído mucho en las grandes editoriales que eligen y discriminan a la vez porque lo suyo es un negocio comercial y lo entiendo, aunque no lo comparta. La autoedición abre una puerta a la publicación de quiénes no tienen acceso a las editoriales normales y ejemplos hay de grandes creadores que autoeditaron algunos de sus libros y por ellos sabemos de su calidad y altura literaria.
“Creación de la culpa” de Aurelio Guirao, es una autoedición, y es uno de los libros fundamentales de este poeta. 

¿Tienes en mente un nuevo libro?
Estoy con uno recién acabado y he iniciado uno nuevo. El acabado me ha llevado varios años, y espero publicarlo no sé cuándo. El nuevo se me ha parecido casi a la misma vez que terminaba el anterior, y estoy trabajando y gozando con él, como siempre hago cuando escribo.

Se dice que los jóvenes de hoy en día leen poco, que cada vez se lee menos ¿Compartes esta opinión? 
No. Creo que es un bulo que se ha extendido entre la gente pero pienso que no es así. ¿Se leía más en el XIX?, no, por supuesto. ¿Más en la primera parte del XX?, tampoco, evidentemente. Ahora se lee más y los jóvenes tienes acceso a los libros con una facilidad extraordinaria, y ello se traduce en que se lea más.

¿Estamos en una situación por lo tanto ideal respecto a la lectura?, no, claro. Pero el camino se ha iniciado y creo que aun no estando en esa ideal situación, estamos mucho mejor y además, avanzando.

viernes, 22 de abril de 2016

EL FIN


Parece que El Fin está cerca, según algunos catastrofistas, aunque me temo que vuelven a equivocarse.
Y no me refiero sólo al Fin del mundo -algo que no me gustaría para nada que pasase- o al del este sistema tan bien hecho a la medida de los poderosos -algo que sí me gustaría-, sino también al Fin de la música, el arte en general o de la cultura -aunque piense que se sigue confundiendo demasiado cultura con entretenimiento-, y una muestra de ello es que la literatura sigue estando ahí, y forma parte de la vida de la humanidad como la música o el paisaje.
Hay una canción, algo taoista, de los Beatles que nos manda un mensaje nada catastrofista a pesar del título de la canción: Y al final, el amor que te llevas, es equivalente al amor que das.

Y como muchas de las letras de las canciones son también literatura porque forman parte de libros que componen bellos poemas, valga esta canción (recreada por Tommy Anderson) y mi breve reflexión, para desearos: 
¡un buen día del Libro!


"The End" (en español: "el fin") es una canción de The Beatles, escrita por Paul McCartney en 1969, pero acreditada a Lennon/McCartney, que pertenece al álbum Abbey Road.

The End contiene además el único solo de batería grabado por Ringo con los Beatles, y consagra su carrera como batería. Después del turno de Ringo, entran el resto de Beatles con sus guitarras y compiten tocando el solo. Y todo esto, para finalmente oír un acompañamiento de piano para la frase que John definió como cósmica "And in the end, the love you take is equal to the love you make" (Y al final, el amor que te llevas, es equivalente al amor que das).

lunes, 21 de marzo de 2016

CÓMODAMENTE ADORMECIDO

En esta semana de pasión para miles y miles de seres humanos que son vendidos y así echados fuera de la vieja Europa, este territorio que ha olvidado los valores que la hicieron grande en otro tiempo, esta canción de título muy significativo, de uno de los grupos más grandes. Con ella quiero decir alto que NO EN MI NOMBRE y que siento VERGÜENZA de ser europeo.
Luego dicen que no hace falta la nueva política....¡Sí se puede!


Roger Waters & David Gilmour - Comfortably Numb... por javier-adan-56


La base musical fue creada por David Gilmour para su primer álbum como solista. Gilmour llevó la demo a las grabaciones de The Wall, y posteriormente quedaría incluida en el álbum. Roger Waters escribió la letra. Esta canción es considerada como una de las mejores creaciones de la banda inglesa,Los dos solos de guitarra que toca David Gilmour (en especial el segundo) son considerados como sus mejores solos en Pink Floyd y como unos de los mejores solos de guitarra de toda la historia; de hecho, la revista Guitar World lo situó en el número 4 de su lista de "Los 100 mejores solos de la historia"

martes, 8 de marzo de 2016

DE MONTESCOS Y CAPULETOS, DE IZQUIERDA Y DERECHA, DE SENTIDO COMÚN O NO


Como un observador de lo que está pasando con esto de formar un Gobierno para este santo país, uno cree que las cosas se están desmadrando hasta niveles que rayan en un constante ataque a la inteligencia de muchos. Por eso, cuando he leído este artículo del Gran Wyoming, he sentido que su reflexión es, cuanto menos, de una coherencia inusual para este tiempo, y por eso, lo troceo (porque es muy amplio y no quiero saturar el tema ya bastante hinchado), y lo pego para una lectura más llevadera y con sentido común.
Sé que a algunos, que no comparten el sentido ideológico del artículo, no le gustará, pero creo que su nitidez al menos no le dejará indiferente.

Yo lo comparto por completo.



"Como soy observador me he dado cuenta de algo en lo que nadie se ha fijado: El pacto entre PSOE y Ciudadanos no ha gustado a ninguna fuerza del Congreso.

El pacto que nació con la voluntad de unir ha suscitado el mayor rechazo posible. 

¿Autocrítica? Ni de coña: reafirmación. Como el toro, se crecen ante el castigo. Es la ventaja que tiene ser demócrata, liberal, de izquierdas, progresista, renovador, de derechas y estar por el cambio, que a tus líneas rojas las llaman “condiciones”, y a tus imposiciones “mano tendida”.
El rechazo, como digo, ha sido general. Han recibido la negativa del sesenta y tres por ciento de la cámara, cosa que no parece preocupar a propios ni a algunos extraños que ven en esta alianza la posibilidad de la continuidad del proyecto anterior.

Paradójicamente, los únicos que se manifiestan encantados y sonrientes, confiados en su futuro, son los actores que unen los nombres de sus partidos con una conjunción copulativa. Precioso adjetivo que define la intención de los contrayentes. Falta por ver si lo que deberían hacer entre ellos en la noche de la consumación se lo van a hacer a los demás y acaben dándonos sin consentimiento.

[ ] decía que han conseguido ponerse en su contra a todo el arco parlamentario: la derecha histórica, los nacionalistas de derechas, los nacionalistas de izquierdas, los independentistas, la izquierda, la otra izquierda, la de más allá. Pero no parpadean. Siguen ufanos, de la mano, semilevitando en su condición de enajenación enamoradiza creyendo haber descubierto la cuadratura del círculo. 

Sin duda deben estar en posesión de una “gran verdad” que los demás ignoramos. Deben ser potadores de unos valores que a nosotros se nos escapan, y que ellos mismos son incapaces de explicar salvo con tópicos y coartadas de nula calidad política, teniendo que recurrir al anuncio del fin de las ideologías, a la gestación de un ente mestizo producto de ese amor que llevará el carácter de apolítico en los genes, como aquellos ciudadanos que defendían lo indefendible en la época de la dictadura. “Soy apolítico”, decían para justificar su pasividad ante el atropello.

A pesar de todo, se niegan a apartarse del camino trazado (¿por quién?).
[ ] La mayoría de los españoles, la noche del recuento sumaban escaños del PP y Ciudadanos por un lado, y de PSOE, Podemos e IU y otros por otro, tanto en las Generales como en las Autonómicas y Municipales. Enfocaba el votante en su ingenuidad los pactos en ese sentido guiado por las promesas de los líderes de las diferentes formaciones. Creyó. Todavía confiaba en un sistema que ofrece la posibilidad del cambio desde la urnas, en la capacidad transformadora de la sociedad a través del voto. ¿Qué ha pasado?

[ ]Los contrayentes hablaron de valentía, de audacia para presentar este plan en las Cortes. Bueno, otros hablaríamos de osadía, porque hay que tener jeta para llegar al hemiciclo como lo hicieron estos actores, sin apoyos, sin discurso y vendiendo a los presentes que no solo quedan abolidas las dos Españas, sino que vuelven a ser Una, como en los buenos tiempos. 

Por ponerle un pero a esta unión, cabría decir que no es original.[ ]"


jueves, 18 de febrero de 2016

CARTA A AURELIO GUIRAO....20 AÑOS DESPUÉS


Querido Aurelio,

como diría nuestro común amigo Manolo Dato, me sigues “debiendo cartas”, cartas que me ayuden en mi escritura y a gozar de nuestra común historia sierpera, pero hoy, viendo el paisaje ya amplio que tras tu silencio dejaste, he decidido escribirte, al cubierto de este tiempo en el que te homenajeamos recordando los 20 años de tu ausencia.

Cuando te marchaste, iba yo atareado con la nueva habitante de mi casa, mi hija menor, a la que tú hacías mimos y te gustaba coger y sonreír con esa amabilidad que siempre iba contigo en nuestros encuentros. Pero ya estabas muy enfermo y notabas que la vida, ese camino de tragedia en el que habías transitado, se iba. Y en un octubre otoñal, cinco meses antes de irte, tus amigos te hicimos un pequeño homenaje, una sorpresa que tú siempre supiste que tenía el sabor de una despedida. Luego, apenas saliste de aquella habitación en la que encerraste tu enfermedad, con aquel balcón a la vega y a la atalaya que tanto te gustaba y nos gustaba, y entre libros y proyectos que siempre estabas dispuesto a emprender aun a sabiendas que no los verías hechos realidad, y allí te despediste de cada uno de nosotros a tu manera, poeta.

Ahora explico a quien me quiere oír cómo te conocí y cómo te invitamos a ingresar en nuestra casa común de La Sierpe y el Laúd. Aquellas tardes en el viejo edificio de telefónica de la Esquina del Convento donde preparamos el número cero de la Revista literaria, y aquel aire de poeta trágico con el que Paco Pino nos presentó. También aquellas tardes en los Valencianos y en el Otawa, tu cigarro y tu humanismo a flor de piel amistosa. Los quince años de vida que compartí contigo en la Sierpe dan para mucho (libros, actos, viajes, anécdotas, “escombros”, ….), aunque hoy sepan a poco porque me dejaste con muchos proyectos y muchas cosas por hacer y aprender de ti; huérfanos te lloramos reivindicando desde aquel 1996, tu obra poética.

Hoy la Sierpe, tu Sierpe, sigue viva aunque ya nunca será aquella. Yo, he dejado la coordinación tras 35 años y sin ti y sin Manolo, me he sentido un poco solo. Me enorgullezco de haber estado ahí tirando del carro con mis errores y aciertos, pero reconozco que últimamente os echaba de menos, me sentía cansado de algunas incomprensiones y afectos que a lo mejor no lo eran pero que me lo parecían. No obstante, sigo y seguimos, porque es muy grande esta Sierpe, y se merece lo mejor.

Siempre tuve en tí al maestro, un amigo que me ayudó a repensar el verso, a entender su técnica y a conocer mejor los recodos de la creación literaria. Aún hoy, cuando alguna vez me pongo a escribir, a expresar mis emociones con la única forma que sé, con el verso, vienen a mi memoria aquellas charlas en las que me instruías sobre la magia y la técnica poéticas. Tu vida y tu obra debieran ser conocidas y valoradas por todos, y desde mi compromiso como amigo y poeta, he estado en ese camino desde hace ya muchos años. Mis alumnos, y otros alumnos ciezanos, me han oído hablar de tí y de tu obra, ¡Hasta te he leído junto a La Sierpe en sitios tan distintos como Villamanrique, Albacete o Toledo!, y lo seguiré haciendo. Creo que el patrimonio cultural de tu ciudad debe ser cuidado y difundido, y en él tú estás entre sus primeras figuras.

Por eso, algunos amigos y tus compañeros de La Sierpe y el Laúd, hablaremos de ti otro 23 de febrero, veinte años después de tu ausencia, y haremos memoria de tu semblanza y de tu obra literaria, porque nos apetece y porque te queremos.

Nada más, amigo, quedo esperando tus noticias. 
Un abrazo muy fuerte.

ANGEL ALMELA

PD.- Dale también un abrazo de mi parte a Manolo, que seguro andará contigo por ese cielo de poetas.