martes, 1 de septiembre de 2009

DUDAS

(Simplicidademi020, de ANA ALMELA)
Pasaron las Vacaciones y, una vez que he reemprendido mis tareas habituales, me he sentido algo confuso con una de ellas: la continuidad de mi Blog. Me explico.

Durante el verano he intensificado algunas de mis aficiones más queridas: la lectura y la creación poética. No es que las hubiera abandonado durante el resto del año pero evidentemente no lo hacía con la tranquilidad y el tempo con el que he podido hacerlo durante el verano.

He gozado de la lectura y a la vez me he dado cuenta de lo mucho que echo de menos que mi dedicación a esta afición no sea mayor durante el resto del año.

He escrito poesía, terminando un amplio poemario que tenía sin redondear desde hace mucho e iniciado otro que llevaba rondando en mi mente y que ahora lo tengo bastante avanzado, y hasta he trabajado y escrito otro poema como una colaboración para un proyecto del que pronto tendréis noticias.

Y ha sido ahora, cuando reemprendo mi trabajo profesional, con lo que ello lleva consigo de cambio de rutinas veraniegas, cuando me he enfrentado a la continuidad de este mi humilde BLOG al toparme en mis reflexiones con multitud de dudas al respecto. Siento que me faltan tiempos para esas aficiones que antes os refería y que también lo necesito para retomar algunos proyectos antiguos que dejé aparcados y también para iniciar otros que se van abriendo paso ....y me pregunto:

¿Y si dedicara ese tiempo que me conlleva la actualización, seguimiento y atención a este Blog y a sus seguidores, a estas otras actividades?....

Son dudas que no sé a qué decisión me conducirán, pero estoy seguro que van precisar un espacio y un tiempo para pensar.

Mis dudas son muchas y mi tentación para dejar o al menos aparcar el Blog durante una temporada es muy grande. A lo mejor lo hago...No lo sé todavía.

Gracias por haberme seguido antes y por seguirme ahora, tras el casi descanso veraniego.

(Si alguno tiene algo que decirme o aconsejarme, se lo agradeceré)

13 comentarios:

Eric F. Luna dijo...

El único consejo que se me ocurre darte a tí y a cualquier persona que tenga dudas es: haz lo que te haga feliz, no hay más.

Un saludo afectuoso.

obd dijo...

Estamos acostumbrados más que al cambio normal e inevitable, al frenesí cambiante, de manera que nos cuesta disponer un medio de expresión como el blog y no cambiarlo con frecuencia.

Sólo espero que tus poemas y reflexiones los sigas mostrando, de vez en cuando, sin prisa.

Saludos. David.

Domingo Méndez dijo...

En mi caso, y va para cinco años, no dejo que mi blog me agobie, ahí está.Lo único que siento es que de dejarlo echaría falta un sitio para comunicar, expresar y desahogar mis neuronas que no tengo otro sitio para hacerlo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Tres reflexiones que dicen: haz lo que te haga feliz, pero no cierres una puerta que puede hacértelo.

Perlita dijo...

Amigo Angel:
Gracias por pasarnos una inquietud que es común a muchos y ese es mi caso.El blog me quita mucho tiempo para escribir porque no soy escueta al responder algo que me interesa y porque sigo siendo bastante inútil con los entresijos del ordenador. Por otro lado, sigo siendo ama de casa con todo lo que eso conlleva aunque esa carga(preciosa para mí) esté bastante aliviada porque algunos "volaron".
Si no hubiese sido por estas bitácoras, muchos no nos hubiésemos "conocido", simpatizado y no hubiéramos aprendido del buen hacer de la mayoría. Es enriquecedor. Claro que...es mejor de vez en cuando hacer pausas y así dejar tiempo para todo eso que nos encanta, como es leer y escribir y luego, "recuperar" a los amigos blogueros y el encanto de sus entradas cuando merecen la pena.
Resumiendo: Aparece cuando quieras y sin agobios, pero aparece.
Un abrazo: Carmen Sabater.
(Entra en diariodruida, que allí estoy yo, ¡hala!)

Perlita dijo...

¡Cómo ha cambiado Cieza desde que iba a las fiestas en mi época de estudiante...!

Antonio F. Marín dijo...

Te cuento mi experiencia: Llevo 5 años con el blog publicando todos los días y tuve que cerrar los comentarios porque me pasaba la mayor parte del día contestándolos y perdía un tiempo precioso.

Al principio sólo eran unos pocos amigos, pero luego entraba gente anónima, de Salamanca, por ejemplo, a la que tenía el gusto de conocer, no nos habían presentado, pero a la que tenía que contestar por educación. Y así unos 20 cada día. Gente a la que no conoces de nada, pero que tienes que "dialogar" con ella por cojones.

Gente que a lo mejor si te la encuentras en la barra de un bar, te apartas porque no te interesa su opinión. A todos nos ha pasado alguna vez.

Así que cerré los comentarios y me va de maravilla. Estoy a punto de terminar mi tercera novela y he avanzado muchísimo desde que dejé de preocuparme por los comentarios. Sigo publicando casi todos los días, pero como todo va de cachondeo, no requiere calidad literaria (como es tu caso), no me cuesta trabajo, ni me preocupa.

No sé quien decía que no se puede ser lúcido sin interrupción, es decir, que todos los días no puedes alumbrar un comentario brillante y es mejor dejar pasar el tiempo para publicar alguno que merezca la pena. En tu caso. En el mío como va todo de cachondeo me da igual, porque la calidad la guardo para mis novelas. O eso intento.

Así que mi consejo es que no lo cierres, que escribas cuando te apetezca y que sigas trabajando en serio en tus libros de poemas que son lo que de verdad importan porque aunque algunos crean que no, Internet jamás podrá con los libros.

angel almela dijo...

Gracias a Eric, Obd, Domingo, Paco, Carmen y Antonio, así como a otros seguidores y amigos que por otros medios han respondido a mis reflexiones. Os agradezco de verdad vuestra cercanía y vuestros consejos. En un mundo que dicen cada vez más individualista, es una muestra que confirma una de mis creencias: hay mucha gente solidaria y buena.
Todos más o menos me decís algo parecido, que no cierre esta ventana, que no me agobie y que mantenga el Blog al ritmo que desee en cada momento….. y os voy a hacer caso. Mantendré este Blog, y lo haré de una forma sosegada que no me impida tener ese tiempo que necesito que por supuesto siempre es insuficiente para todo lo que uno quiere hacer.
Gracias.

musa dijo...

Claro.

Anónimo dijo...

Hola querido Angel,me alegra lo que dices que te ha dado tiempo a hacer este verano pero es cierto que siempre no se está a ese nivel de producción así que mi humilde consejo es que sigas con el blog y hagas uso de él cuando realmente te apetezca y puedas,sin agobios que la vida es corta y tenemos que dedicarla a lo que mayor placer nos produce.Un fuerte abrazo compañero.Aurora

Luis Carlos Roldán dijo...

Amigo Ángel, te entiendo perfectamente, pero aún cuando hay quien dice que hay tiempo para todo, realmente es difícil conseguirlo. Creo hay que establecer prioridades, hacer lo que a uno le gusta en primer lugar, sobre todo cuando no hay más obligación que la que tú mismo te marcas.
Sentado esto, mi opinión es que sigas con el blog, sin una cadencia obligada, prefijada, sin agobios. He leido otras opiniones parecidas. Los demás, te seguiremos cuando podamos, como es mi caso y tú nos alimentarás, cuando se te ocurra alguna idea genial o pensamiento reflexivo y, la palabra que te fluye, sea eso, palabra bella hecha poesía. Un abrazo.
Luis Carlos Roldán.

angel almela dijo...

Amigos Aurora y Luis, gracias por vuestras reflexiones al filo de “mis dudas”. Os agradezco mucho vuestras palabras, compañeros, porque sé que se hacen desde la amistad, ese valor imprescindible para los seres humanos.
Como ya puse antes, seguiré las recomendaciones y consejos que me dais todos, y creo que ahora, con todas estas muestras de apoyo recibidas, me siento menos agobiado y veo las cosas de forma más clara.
Es un verdadero placer saber que hay gente que me estima, pero sobre todo quiero que sepáis que mi amistad y cariño para todos vosotros, para los que aquí habéis contestado y para los que lo han hecho of the record, es como mínimo igual que el que me profesáis.
Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Coincido contigo en las dudas, que son exactamente las mismas que yo tengo. Es un dilema que algunas veces (muchas, en realidad) yo también me he planteado.
Pero igualmente coincido con las respuestas que te han ofrecido casi todos.
seguramente me adhiera a esa forma de actuar yo también, o al menos lo voy a intentar.
Lo que dice Perlita es parecido a lo que yo te podría decir. Y Francisco Javier Illán, en pocas palabras da la receta perfecta.
Lo que pasa es que Lo que dice Antonio F. Marín, es tentador pero dificilísimo, porque parte del mobjeto de un blog es comunicarse y los comentarios enriquecen mucho, ayudan, aclaran puntos de vista, despejan dudas...aquí tienes la prueba, el mismo Antonio la demuestra.
Has tocado un tema que a todos nos interesa.