miércoles, 22 de abril de 2009

UNA TARDE POÉTICA ESTUPENDA

El Martes por la tarde estuve en el Café del Archivo participando en el Ciclo POESÍA EN EL ARCHIVO, junto al poeta Joaquín Piqueras y a una muestra de la obra pictórica de mi hija Ana Almela.

Estuve leyendo poemas de mi libro, "En el Tono de las Cosas que Importan", que se presentaba en el acto, y ante un numeroso público pude disfrutar de una tarde estupenda, una tarde poética y literaria de las que uno no puede olvidarse facilmente.
Tengo que agradecer públicamente a José Luis Martínez Valero, el poeta coordinador del Ciclo, su atención y amabilidad, así como sus palabras de presentación en las que habló de mi poesía con una precisión que yo mismo no hubiera dicho mejor.

También agradezco desde este humilde blog la asistencia de tantos y tantos amigos que tuvieron a bien acompañarnos en esa tarde: la poeta Dionisía García, mis compañeros desde los tiempos de El Caimán Paco Pino -escritor y pintor-, Jesús Alejandro Salmerón -escritor- y Diego Montesinos -catedrático de teatro-, mi director de Tesis Fernando Vicente Jara, el presidente de AERMU y poeta Marcelino Menéndez, los poetas Jesús Cánovas, Pascual García, Marisa López Soria, Carlos Gargallo, Pascual López Sánchez, Antonio Marín Albalate, Paco Illán, Fulgencio Martínez, Juana Marín Saura, José Martínez Jiménez, mis compañeros de trabajo Pascual Dato y Pablo Alcolea, el director de Tres Fronteras José Antonio Bascuñana,...y al resto de asistentes que posteriormente se acercaron a que les firmara el libro y me expresaron su amable comentario y agradecimiento.

Fue una hermosa tarde en la que puede hacer algunas de las cosas que más me gustan, leer poesía, comunicar mi trabajo poético, establecer un diálogo siempre gozoso con los lectores y los escritores, en definitiva, expresar públicamente mi arquitectura emocional a través de mis creaciones poéticas, y hacerlo además ante un publico amable que si está ahí es por su amor a la poesía y a la literatura.

El libro que presenté se agotó a los pocos minutos de empezar el acto, y siento no poder atender las peticiones que me vienen para conseguirlo. Espero que la editorial Tres Fronteras, que depende de la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma, pueda haceros llegar el libro si se lo pedís. Lo siento.
Os adjunto unas estrofas de uno de los poemas de EN EL TONO DE LAS COSAS QUE IMPORTAN que leí:
El mismo cielo siempre,
siempre bajo un techo de luces amarillas
con herrumbre cubierta de formas,
pañuelos donde caben aires
y el regreso del día.

La misma soledad siempre,
siempre pequeñas palabras acobardadas
en el recinto que anhela llevarnos lejos,
lejos de nuestros sueños, aislarnos,
casi un retrato de lo acontecido.

Hace siglos que existimos, sí,
que masticamos mansedumbre porque Dios también muere,
que dependemos de unos ojos que duermen
una esperanza imposible
y un deseo infinito.
Sí, hace siglos que existimos
queriendo ser todo o más; descubrir nuevas estrellas
donde escribir el silencio de nuestros latidos
junto a algún verso imposible.

8 comentarios:

cabopá dijo...

"donde escribir el silencio de nuestros latidos".Que imagen tan bien buscada y cómo me gusta. Estuve ayer y verdaderamente fue una tarde estupenda. Quizá demasiada gente..asisto simpre y cuando el café está menos lleno es todavía más estupenda...Me alegró conocer tus poemas..Besicos.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Con un llenazo im-pre-si-o-nan-te

Mis felicitaciones

angel almela dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Lo de "el silencio de nuestros latidos" viene de una vieja imagen que dió lugar a un poemario completo que publiqué hace ya muchos años bajo ese mismo tìtulo, "EL SILENCIO DE UN LATIDO".
Paco, lo del llenazo estuvo bien porque me dio la posibilidad de que algunos que no me había leído oyeran mis voces poéticas.
ANGEL ALMELA

Anónimo dijo...

Enhorabuena.
Juan.

Anónimo dijo...

Enorabuena tete!!he estado echando un vistazo a tu blog (¡al fin!), hay temas muy bonitos y muy bien escritos, seguiré tus palabras por estos mundos virtuales, donde la distancia no existe.
Besos desde Vitoria (¡¡a ver si venis a visitarme!!)
Tu sobri, Paqui.

Rosa Cáceres dijo...

Enhorabuena por el acto cultural espléndido que hebéis celebrado. Pero también mi admiración más sincera por el poema que ofreces aquí. Lo existencial, el gran interrogante de la Humanidad doliente, siglo tras siglo, descrito magistralmente y poetizado con certero tino, dando en el centro exacto de la diana de la sensibilidad...¡Perfecto!

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Fué un placer acompañaros, estuvo todo precioso, felicidades amigo.

Pablo Alcolea dijo...

El recital fue una delicia, y la posibilidad de tomarte una café mientras escuchas unos buenos versos... no tiene precio.

Enhorabuena y hasta pronto, compañero.