sábado, 4 de abril de 2009

"EL PRENDIMIENTO", DE CIEZA

-Narradores de El Prendimiento-
Esta primavera, se cumplen 15 años desde que intervengo como narrador en un acto de la Semana Santa de Cieza que tiene lugar cada Martes Santo, delante de la fachada principal de la Iglesia de la Asunción, EL PRENDIMIENTO. Y este año, aprovechando esta humilde ventana digital, quisiera contar algo de él.

Junto a mis compañeros y amigos Luis, Aurora y Antonio -y hasta hace un par de años junto a un cura poco común, D. Antonio Salas-, cada martes de semana santa subimos a un pequeño estrado situado en la Plaza del Ayuntamiento y desde ahí, delante de unos cuantos centenares de conciudadanos, leemos o narramos, un texto que relata uno de los hechos semansanteros más añejos de mi ciudad: El Prendimiento injusto e ilegal de un hombre de extraordinaria relevancia para la Humanidad sea o no cristiana, Jesús de Nazaret. Y mientras lo hacemos, los verdaderos protagonistas de ese acto, que son algunos Pasos de hermandades o cofradías ciezanas, pasan por delante de la iglesía y de la gente que allí se congrega, iniciando la Procesión tradicional del Martes Santo ciezano. Pero lo más y verdaderamente significativo del acto -como lo saben los ciezanos y ciezanas-, es la ENTRADA en la Plaza, y en formación, del Tercio Romano con todas sus fuerzas vivas, antorchas, lanzas y flechas, espadas, banderines, y por supuesto tamores y cornetas, que retumban en la vieja plaza hacidendo callar las palabras y tratando de encoger las conciencias para hacer lo suyo propio, prender a Jesús. Y tras esa entrada trinfal tiene lugar la lectura del fragmento central del texto, unas frases muy conocidas aquí y que acallan el ruido estruendoso de los Romanos: ¿A quién buscáis?...¡A Jesús de Nazaret!...¿Para qué lo queréis?...¡Para prenderlo!...

Animo desde aquí para que presenciés este acto semanasantero, si no lo habéis visto; o repetir si ya lo habéis visto, este año hay novedades.

Mi participación fue en su día posible por la insistencia de un buen amigo, Rafael Salmerón, que me lo pidió y se empeñó en que participara en el acto cuando éste se iniciaba allá por el año 1995, y además me lo hizo justo en el año en el que no me iba fuera de Cieza -como había hecho los 10 años anteriores por semana santa-, por lo que la "conjura" se consumó. Pasado el tiempo, se ha convertido en una costumbre/tradición que me place y de la que me siento orgulloso, y que terminará- en principio- cuando quien me lo pidió en su día deje su cargo de responsabilidad en la Semana Santa.

Pero hay dos hechos básicos de este Martes Santo ciezano de los que me gustaría opinar algo, importante para mi: uno, que El Prendimiento forma parte de una tradición antigua de Cieza(data del siglo XVIII), que por lo tanto es un acto que trasciende y va más allá del hecho cristiano y/o religioso que además es; habría que estudiarlo o verlo bajo un enfoque antropológico y sociológico de esta ciudad, un hecho cultural, sin duda, del que me siento muy orulloso de participar. Y dos, lo que hacemos cada martes santo es rememorar un hecho que, por injusto e ilegal, conlleva más de un Valor que tienen que ver con la Justicia, la Tolerancia, en el fondo con la Libertad: el apresamiento injusto de un hombre que no había cometido delito alguno, más allá también del aspecto religioso que además contiene. Y por eso, este acto, a los que creemos en la libertad, en el valor de la democracia, la justicia y estamos en contra de toda clase de tortura, nos hace reflexionar sobre lo actual que sigue siendo este hecho aunque hayan pasado más de dos mil años: que Hoy centenares de personas son perseguidas, encarceladas y torturadas en diferentes lugares del mundo por pensar de otra forma, por ejercer su libertad y su derecho a decir lo que piensan, por denunciar a los corruptos, a los hipócritas y a los dictadores, por expresar libremente sus ideas en una sociedad civil en el siglo XXI. Miles de personas son prendidas injustamente cada año, como lo fue Jesús de Nazaret, y por eso, cada vez que yo participo en la noche del Martes Santo, hago un acto de reivindicación personal contra la injusticia, la intolerancia y la tortura, y en definitiva, contra la Pena de Muerte, no contra el derecho al aborto ni contra la contracepción.

Es mi opinión y mi libre pensamiento. ... Espero que no me prendan por ello.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Angel,leidas tus palabras, me identifico plenamente con ellas.Muchas veces me pregunto a quienes interesa mantener estas actitudes y siempre me respondo lo mismo,a esos pocos que quieren mantener "su poder" a toda costa sin importarles el bien común.
AURORA MONTOYA

Anónimo dijo...

Me gustaría saber a qué hora comienza el Prendimiento.

Me encanta.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pues grítala fuerte.

angel almela dijo...

El Acto empieza a las 9 de la noche. Si deseas verlo comodamente (sentado en silla), deberías ir con tiempo, para coger alguna.
Este año no pasa un Paso (La Flagelación), y se ha suprimido una escena (la muerte de Judas), lo demás es igual.

Conrado Navalón dijo...

Hola Ángel, suscribo totalmente tu punto de vista sobre la doble perspectiva desde la que hay que contemplar nuestro Prendimiento: Tradición y reivindicación de valores esenciales para nuestra sociedad como son la Libertad, la Justicia y la Tolerancia. Incluso, en esta representación, se pone de manifiesto un pequeño matiz más que creo que es muy importante y de rabiosa actualidad: la manipulación de los ciudadanos y de sus opiniones por parte de sectores sociales concretos.
Sobre la puesta en escena “chapo” para los cuatro (Ángel, Antonio, Aurora y Luis) y para nuestros “armaos”.