miércoles, 2 de febrero de 2011

("Presión", de Ana Almela)
La calma necesaria para el encuentro de uno mismo con el mundo, y un paisaje querido en la retina, bastan para llegar a ser uno con todo lo que nos rodea.
Este es el sentido de mi breve poema.  

Cuando regrese a mí mismo
dejando ahíto el tiempo de cerezos,
me quedará sólo el rugir espléndido
de un otoño que ya me envuelve
junto a las caricias rítmicas de las olas
y eso ya sí,
sí, me bastará.

3 comentarios:

Perlita dijo...

Mil felicitaciones para Ana Almela...¿tu hija? ¡Qué bien dicho con poquitas palabras! Ya se sabe..."lo bueno si breve..."
Saludos, Carmen.

angel almela dijo...

Gracias, Carmen.
Sí, es mi hija, una mujer preparada, sensible y -está feo que lo diga yo- una enorme artista. Ilustró la portada de mi libro Equipaje Elemental y ahora lo hará del Nº 5 de Acanto.
Gracias, una vez más por tu interés.
Saludos.

Liou dijo...

Interesante...