lunes, 20 de septiembre de 2010

LO ESENCIAL


-Cuadro de Ana Almela-
Un padre, lee a su hijo, en un momento especial, una reflexión sobre lo importante y el valor de lo esencial....

....Pues te invito a que sigas insistiendo, al igual que hacías entonces conmigo, y a lo largo de toda tu vida, en no desviarte de lo esencial, a reconocer lo que es importante, y a que en esa categoría esté y siga estando tu mujer; en definitiva a saber que uno es lo que es cuando está al lado de quien ama realmente, que uno puede perder alguna vez su rumbo, incluso más de una vez, sí, pero que no debe olvidar que la persona con la que uno se reconoce como tal y con la que se siente así, es a la que ama.…. Tu madre es mi pilar fundamental, es lo más importante, bien lo sé, y deseo que al igual que tú me pedías no perder el hilo fundamental de aquella historia que te contaba, sientas siempre que ella es para ti lo esencial, el pilar que te hará ser quien eres, y al que tú te apoyarás para ser tú mismo. 

Luego, sigue, pero ya ha dejado en su rostro y en su corazón, la emoción de decir lo que siente y cree.

4 comentarios:

Dn. dijo...

Enhorabuena Don Ángel, de manera indirecta he vivido este enlace y se que ha sido algo muy especial para su familia.

Un abrazo desde los sueños.

Dn.

Conrado Navalón dijo...

Fue todo perfecto Ángel, de los pocos momentos auténticamente mágicos que nos depara la vida. Gracias por haberme dado la oportunidad de participar en un momento tan especial… por haberme dado la posibilidad –como se dice en el inicio de la boda- de compartir “… estas emociones tan hermosas que nos dignifican como seres humanos y nos hacen sentir ciudadanos en una misma realidad social…” Por cierto, no estaría nada mal compartir parte de los versos que dedicaste a los novios...
Te reitero la enhorabuena

Shlevs dijo...

Esos riñones necesitan birrita bien fresca y largas caminatas p'a la próstata.
Cuídate, hermano, que no tengo otro.

J.A. Almela dijo...

Y siendo tan tenaz como antaño, procurare mantener la casita de tejado rojo y paredes blancas en mi memoria,...aunque no mas profunda de lo que llega mi amor por ti.