miércoles, 12 de noviembre de 2008

EL POETA CASTIGADO

-El Poeta con miembros de La Sierpe y el Laúd-
Que un hombre sea condenado por un juez a indemnizar a otro señor por injurias puede ser algo normal, pero que lo sea el gran poeta LUIS GARCÍA MONTERO por decir que el Sr. Fontes, catedrático como él de la Universidad de Granada, es un profesor perturbado al mantener argumentos como que el poeta Federico García Lorca exaltaba las ideas fascistas, o que a Lorca "le pegaron un tiro por maricón", o que el escritor granadino Francisco Ayala tenía connivencias con el franquismo, pese a que este regimen le obligó a vivir décadas en el exilio,... me parece algo increible.

El juez confunde la injuria con la libertad de expresión, pero sobre todo confunde la grosería intelectual con la decencia. Como ha dicho el Poeta, si seguimos así, “si alguien tiene dudas sobre Góngora, que vaya a los juzgados"...Y como fruto de todo este desvarío, García Montero ha manifestado que pedirá la excedencia y saldrá de la Universidad...

¿Podemos permitirnos en este País que uno de los más grandes poetas vivos deje de enseñar en una Universidad española porque algunos jueces no sepan distinguir lo que es una discursión académica o intelectual como un ejercicio de libertad de expresión, de lo que es una injuria?... ¿Acaso no es un insulto a la Hisitoria, a la Verdad y al sentido común lo que manifiesta este "agraviado" profesor sobre Lorca y Ayala?...

Dice un catedrático de la U.G, que "La Universidad tenía un problema, el de ese profesor disparatado [...]. Ahora, dos: ese presunto profesor cuenta con un incomprensible refrendo judicial para seguir propalando sus felonías, mientras la Universidad pierde a uno de los mejores profesores" .

Para los que quieran manifestar su apoyo a Luis García Montero en estos momentos, lo pueden hacer, como centenares o miles de intelectuales, artistas y personas de a pié, en:



Yo, desde mi humildad intelectual, me siento injuriado por las palabras del Sr. Fortes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé de qué nos extrañamos, Ángel. Estamos en España. Un país donde el exilio-cuando no directamente el asesinato-, como consecuencia lógica de la exclusión y la intolerancia, ha sido una constante de su historia. Sin contar que la calumnia es nuestra verdadera fiesta nacional.

Pero yo quería hablar de otra cosa. Por favor, ¿puedes contar como fue la experiencia de la presentación del último número de la Sierpe y el Laúd en Cartagena? Creo que los que seguimos de cerca esta singular publicación, merecemos alguna información al respecto. Gracias.

angel almela dijo...

¿Pero debe seguir así nuestro País?..¿No vamos a dejar esta siniestra estela de cainismo?...Creo que un poeta de la talla de Luis García Montero, por ejemplo en Francia, sería un orgullo nacional al que ningún juececito de turno le condenaría por injurias en el ejercicio de la libertad de expresión, y más con elementos como el Sr. Fuertes, que es capaz de decir lo que dice.

Sobre el viaje de la Sierpe a Cartagena, pues muy bien. Siempre nos acogen muy bien, se asombran de la calidad de nuestras publicaciones y se deshacen en elogios de nuestra constancia a lo largo ya de 28 años y de nuestra línea editorial.
El 25-N, iremos a Molina de Segura.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Pedro-Luis dijo...

Menos mal que la excepción no hace regla, que si no....

Antonio D. dijo...

Gracias por el comentario en mi blog. Lo del Gran Poeta es inconcebible, resulta algo más que curioso que en este país le demos estas patadas a figuras de este calibre. Una pena...es demasiado triste.

Por cierto, creo que compartimos concierto de Revolve, casi fila con fila.
Salud, y que el Vértigo nos pille bailando!

Para cuando una reunión de blogueros ciezanos?